Miki Nuñez

El “Tour Iceberg” de Miki Núñez rumbo Lérida el próximo 10 de abril para hacer disfrutar de nuevo de la explosión de buen rollo y energía que transmite.

El pequeño repunte de contagios o lo que otros catalogan como “olita” no parece que vaya a afectar a la cita que tendremos este sábado en el Edificio de la Llotja de Lérida con el concierto de Miki Núñez estrenando su álbum “Iceberg”, el álbum que salió a la luz el pasado noviembre y que no hemos podido disfrutar hasta ahora en directo.

Miki Núñez, el joven que nos hipnotizó con su espíritu fiestero en el concurso de Operación Triunfo y que salió ganador con el temazo de La venda bajo la manga, nos hará saltar una vez más con los temas de “Iceberg”. La situación de pandemia que llevamos arrastrando desde el año pasado ha perjudicado radicalmente en el mundo de la música y el directo provocando que artistas como Miki que sacaron álbum el año pasado, aún no hayan podido estrenarlo como deberían encima de un escenario.

Teniendo en cuenta lo que consiguió Núñez en la gira “Amuza” con temas como Celébrate o Escriurem que fue nominada a mejor canción en los premios Enderrock; podemos esperar muchísimo más de ésta. Además no nos olvidemos de todas las colaboraciones que hizo con diferentes artistazos del país y las fiestas en que convirtió aquellos conciertos. Simplemente imaginamos la vitalidad del cantante derrochando toda la energía y buen rollo que no ha podido expulsar durante todo este tiempo de parón y se nos ponen los pelos de punta, ojalá el ambiente del público esté a la altura.

El concierto del 10 de abril, se intuye, que será sin duda uno de los mejores conciertos de esta gira, teniendo en cuenta que solamente la ubicación y el escenario ya harán del acto un acontecimiento inolvidable. El Edificio de la Llotja lo conocemos como el palacio de congresos de la ciudad pero sin duda alguna se ha convertido en uno de los mejores espacios donde actuar y, por supuesto, un buen espacio donde celebrar el comienzo de una gira que dará la vuelta a toda la Península y cómo no, la resurrección de la música en vivo.

Con la venta de las entradas casi agotadas y a sabiendas que la capacidad de la Sala Ricard Viñes tiene un aforo de unas 500 personas con las debidas restricciones, en Festibalazos nos emocionamos solo de imaginar lo que puede suceder este sábado en Lérida, así que no os perdáis en nuestra web la crónica del concierto. Aún estas a tiempo de hacerte con tu entrada a través del siguiente enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *